El detonante fue la muerte de dos personas tras la represión policial en las protestas del sábado.

El presidente interino de Perú, Manuel Merino, renunció a su cargo luego de recibir un fuerte rechazo a su nombramiento en sucesivas protestas callejeras que alcanzaron el sábado su máxima tensión al concluir con dos muertos y varios heridos por la represión de la Policía.

Merino había sido nombrado presidente interino el lunes pasado luego de que el Congreso llevara a cabo un juicio político relámpago contra el anterior mandatario, Martín Vizcarra, de amplio apoyo popular.

“En estos momentos, cuando el país atraviesa una de las más grandes crisis políticas, quiero hacer de conocimiento a todo el Perú que presento mi renuncia irrevocable al cargo de presidente de la República”, expresó Merino en un mensaje televisado en cadena nacional.

Apenas Merino hizo el anuncio, las calles de Lima se llenaron de manifestantes que golpearon cacerolas y gritaron consignas, en una bulliciosa celebración.

“Sé que muchos peruanas y peruanos están hastiados de los vaivenes de la clases política”, dijo Merino en su mensaje e hizo un llamado a la unidad. “Es tiempo de paz y unidad”, afirmó. Además, expresó su pésame por los fallecidos y heridos en las protestas. “Todo el Perú está de luto (…). Estos sucesos deben ser profundamente investigados por las instancias correspondientes para determinar todas las responsabilidades”.

En tanto, más temprano, al menos 12 ministros y sus viceministros habían presentado sus dimisiones, luego de que se confirmara que las protestas contra la destitución de Vizcarra habían terminado con dos muertos por la violenta represión policial.

Candidatos
El Congreso de Perú convocó a una reunión para esta tarde a las 18 (las 20 de Argentina) para designar a un mandatario reemplazante. Entre los candidatos para asumir la presidencia pesaban varios integrantes del centrista Partido Morado, que el lunes votó en contra de la vacancia de Vizcarra. En ese sentido, el escritor y analista político Mario Vargas Llosa propuso al congresista Gino Costa como figura idónea para el período de transición. También se habla de su compañera de bancada Carolina Lizárraga, aunque le juega en contra el ser militante y precandidata a la presidencia, mientras el perfil propuesto es el de un independiente que no tenga aspiraciones al Ejecutivo. De todas formas, recibiría el apoyo de otros movimientos como el Frepap, Frente Amplio, Fuerza Popular y Alianza Para el Progreso, más no el de su propia agrupación.

Corrupción
El Congreso de Perú destituyó el pasado lunes a Vizcarra, con 105 votos a favor, tras debatir la llamada “moción de vacancia” impulsada contra el mandatario por acusaciones sobre actos de corrupción cometidos cuando era gobernador de la provincia sureña de Moquegua (2011-2014).

Perú, el segundo mayor productor mundial de cobre y que atraviesa una profunda crisis económica por la pandemia de coronavirus, ha transitado por constantes escándalos de corrupción que han llevado a tres expresidentes a prisión preventiva y otro al suicido en las últimas dos décadas.

 

DIB