Ocurrirá en diciembre, un hecho que no se produce desde la Edad Media y será visible cada noche desde todos los lugares de la Tierra

Aunque las mejores condiciones de observación estarán cerca del ecuador, el evento se podrá observar en cualquier lugar de la Tierra, si el clima lo permite. Hartigan dijo que el dúo planetario aparecerá bajo en el cielo occidental durante aproximadamente una hora después del atardecer cada noche.

“Cuanto más al norte esté un espectador, menos tiempo tendrá para vislumbrar la conjunción antes de que los planetas se hundan bajo el horizonte”, dijo. Afortunadamente, los planetas serán lo suficientemente brillantes como para ser vistos en el crepúsculo, que puede ser el mejor momento para que muchos espectadores estadounidenses observen la conjunción.

“Para cuando los cielos estén completamente oscuros en Houston, por ejemplo, la conjunción estará a solo 9 grados sobre el horizonte”, dijo Hartigan. “Ver eso sería manejable si el clima coopera y tiene una vista despejada hacia el suroeste”.

Pero una hora después de la puesta del sol, las personas que miran hacia el cielo en Nueva York o Londres encontrarán los planetas aún más cerca del horizonte, a unos 7,5 grados y 5,3 grados respectivamente. Los espectadores allí, y en latitudes similares, harían bien en echar un vistazo a la rara vista astronómica tan pronto como sea posible después del atardecer, dijo.

Aquellos que prefieran esperar y ver a Júpiter y Saturno tan cerca y más alto en el cielo nocturno deberán quedarse hasta el 15 de marzo de 2080, dijo Hartigan. Después de eso, la pareja no hará tal aparición hasta algún tiempo después del año 2400.