Según pudo saber Infobae, Jorge Ríos, que estaba con prisión domiciliaria, continuará imputado en la causa por homicidio. La Justicia entendió que no corre peligro de fuga por lo que puede pasar el proceso en libertad. El miércoles al mediodía sufrió una descompensación y tuvo que ser internado

El fiscal que investiga el caso del jubilado Jorge Ríos, quien mató a balazos a uno de los delincuentes que el 17 de julio pasado entraron a robar a su casa del partido bonaerense de Quilmes, ordenó este miércoles por la tarde su libertad por considerar que no existen riesgos de que se fugue o entorpezca el proceso judicial.

Según confirmaron fuentes judiciales a Infobae, el pedido fue presentado esta tarde por el fiscal Ariel Rivas al juez de garantías de Quilmes Martín Nolfi, quien resolvió entregarle ese beneficio.

Aun así, Ríos continúa imputado bajo la calificación de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.

El titular UFI 1 de Quilmes consideró que la prisión preventiva debe ser considerada como la “última ratio”, por lo que “deben aplicarse, de ser posible, alternativas menos gravosas”, ya que ello no afecta “la presunción de inocencia”.

En su presentación, el fiscal Rivas también recordó que el juez Nolfi ya le otorgó en su momento el arresto domiciliario “teniendo en cuenta su edad, estado de salud, las lesiones padecidas, su carencia de antecedentes y su arraigo, bastando para ello su promesa jurada, sin necesidad de colocarle una tobillera electrónica para su control por sistema de monitoreo”.

Por ello, y sumado a que desde entonces Ríos no demuestra “la voluntad de burlar la acción de la justicia, sino de estar a derecho y someterse al imperio de la ley”, el fiscal entendió que “es posible garantizar el alcance de los fines” del proceso “sin necesidad de que el señor Ríos permanezca detenido en su domicilio”.

En medio de este beneficio, Ríos fue internado en una clínica privada del barrio porteño de Belgrano a raíz de una descompensación, informó uno de sus abogados defensores, Fernando Soto.

”Jorge está internado. Tiene sus heridas infectadas y un grave cuadro de hipertensión arterial”, escribió esta tarde el letrado en su cuenta de la red social Twitter, donde también publicó unas fotos del herrero de 71 años en las que aún se ven lesiones en el rostro y miembros superiores producto del asalto en el que murió el ladrón Franco Martín Moreyra, de 26 años, alias “Piolo”.

Según Soto, Ríos fue llevado a la Clínica de los Virreyes, situada en Ciudad de la Paz 1157, en Belgrano. El herrero ya había sufrido una descompensación el domingo 19 de julio, dos días después del hecho y cuando todavía estaba detenido en la comisaría 9na. de Quilmes, por lo que en aquella oportunidad debió ser asistido en un hospital de la zona.

Por otro lado, el viernes pasado, la Policía Bonaerense arrestó al último prófugo de la banda acusada de participar en el asalto a Ríos. Se trata de Claudio Nicolás “El Enano” Dahmer, de 27 años, quien fue atrapado por personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) en la localidad de Ingeniero Allen, partido de Florencio Varela.

De esta manera, son cuatro los apresados por el hecho ocurrido hace una semana en la casa de Ríos, donde los asaltantes robaron y golpearon a su víctima, quien luego de que abandonaran su casa mató a uno de ellos.

Luego, en la madrugada del jueves 23, tras una serie de allanamientos, la Policía encontró a David Ezequiel Córdoba, de 25 años, quien fue detenido en plena calle gracias al testimonio de otras personas que habrían estado en contacto con él y lo señalaron como participante en el robo.

Ese miércoles había sido detenido Martín Salto, de 26 años, quien se entregó apenas pasadas las 0 horas de ese día en la oficina de Guardia de una de las comisarías de la localidad del sur del Gran Buenos Aires. De acuerdo al trabajo de la DDI de Quilmes llevado a cabo específicamente en las zonas aledañas a la villa “La Vera”, Salto no encontró más lugares donde esconderse y finalmente tomó la decisión de entregarse ante la Justicia.

Córdoba y Salto se sumaron a Cristian “Dibu” Chiara, de 23 años, el primer sospechoso en ser detenido y fue encontrado en el interior de la villa “Los Álamos” luego de un trabajo de campo de la Policía en las zonas calientes cercanas al domicilio del jubilado.

Infobae.