Se llevó a cabo en la Unidad 6 Dolores una misa para todo el personal.

Este encuentro con Dios sirve para afianzar la fe en estos tiempos difíciles de pandemia y de poca tolerancia social se pidió por los agentes que dieron su paso por esta unidad y ya no están, por la familia penitenciaria, por los detenidos a los tenemos en nuestra guarda y por sus familias.