Napoli, el equipo donde el 10 vivió sus mejores años y donde es una leyenda, le ganó como local en el San Paolo (que pasará a llamarse Diego Armando Maradona) al poderoso conjunto de la capital italiana. Al final fue 4 a 0.

Napoli, el equipo italiano donde Diego Maradona jugó sus mejores años como futbolista, homenajeó a su ídolo jugando con una camiseta especial, con los colores de la selección argentina y una goleada a la Roma, uno de los poderosos equipos del norte de Italia con un categórico 4 a 0.

Según Olé, la N° 10 volvió a hacerse presente. Antes y durante el encuentro en una gran goleada. En las manos y pies de Lorenzo Insigne fue la mejor versión. Nada menos que el capitán, el referente de este equipo actual y el único napolitano de nacimiento del plantel. Un tiro libre (de derecha) fue el mejor homenaje, para clavarse en el arco de la Roma y desatar el festejo de ese 1-0. Fue hasta la línea, pidió la casaca 10 con el nombre de Maradona, la mostró a las cámaras y la besó. Como hubiera hecho cualquier tifosi azzurri derramando una lágrima. Terminó siendo un 4-0, por los tantos de Fabián Ruiz, de Dries Mertens y Matteo Napolitano. Siempre yendo con todo por el triunfo, como hubiera querido el 10.

​Y para hacer que el homenaje sea aún mejor, el capitán Lorenzo Insigne le hizo honor con un golazo. ​Metió un tiro libre para el 1-0 ante la Roma, e inmediatamente lo festejó yendo a buscar la N° 10: la mostró a la cámara y luego de dio un beso. Todo dedicado al gran ídolo y de parte del único nacido en Nápoles del actual plantel del equipo. Los otros tantos fueron en el segundo tiempo: Fabián Ruiz, Dries Mertens (el belga que hace un tiempo superó al argentino como máximo goleador del club y le pidió disculpas) y Matteo Politano, quien hizo el número diez con las manos.

En el calentamiento, Insigne ya le había hecho un reconocimiento con una ofrenda de flores bajo una de las banderas del 10 en el San Paolo, que ya pasará a llamarse justamente Diego Armando Maradona. Tampoco faltó la canción «Live is Life», con los jugadores mirando atentamente las pantallas durante los ejercicios precompetitivos.

Y en el minuto 10, el partido se detuvo para la ovación en el minuto Maradona. Lo mismo que se hizo en todos los partidos de este fecha del Calcio, pero con un significado aún mayor en la tierra donde se convirtió en leyenda en Italia. El jueves, un día después de la triste noticia, ya le habían hecho un primer recuerdo al máximo ídolo saliendo todos con la N° 10 retirada en la espalda, incluso Gennaro Gattuso. Hoy, otra noche emotiva en el Sur de Italia y la tardecita de toda la Argentina. Todo por Diego.