En el mensaje que les está llegado a todos los usuarios con los cambios hay tres ejes:

“El servicio de WhatsApp y cómo tratamos tus datos”.

“Cómo las empresas pueden usar los servicios alojados de Facebook para almacenar y administrar sus chats de WhatsApp”.

“Cómo nos asociamos con Facebook para ofrecer integraciones en los productos de las empresas de Facebook”.

Es importante destacar que WhatsApp es propiedad de Facebook, por lo que estos nuevos términos y condiciones significan que a partir del 8 de febrero la aplicación de mensajería compartirá datos personales con la red social.

Esto no le gustó a los usuarios que no lo consideran una invasión a la privacidad. Lo mismo ocurre con Instagram, propiedad también de Facebook, que cuando se unieron comenzaron a compartir todos los datos.

¿Utiliza WhatsApp? Conozca qué cambiará en el manejo de sus datos a partir del 8 de febrero

Las nuevas condiciones de Whatsapp se divulgaron a inicios de este 2021

Si usted es una de las más de 2.000 millones de personas que utilizan WhatsApp como principal canal digital de comunicación, es posible que en los últimos días se le haya desplegado un mensaje con las nuevas condiciones de privacidad de la app, que ya provocó la migración a otras opciones de mensajería, como Telegram.

Incluso, hay posibilidades de que haya aceptado estas condiciones sin ser consciente de los términos. Pero, ¿cuáles son los cambios que se aplicarán a partir del próximo 8 de febrero y cómo afectarán al usuario?

Para entender las modificaciones, lo primero que hay que recordar es que detrás de WhatsApp e incluso Instagram hay una misma firma, el conglomerado de Facebook.

¿Qué dicen las políticas?
En palabras sencillas, las políticas indican que los usuarios de WhatsApp que residen fuera de la región europea compartirán sus datos, como información de perfil y contactos, ya no solo con esa aplicación, sino también con Facebook y las demás filiales del conglomerado.

Asimismo, se compartirá información acerca del dispositivo y la conexión que se utilice al instalar, acceder o utilizar los servicios de la aplicación. Esto incluye aspectos como la conexión móvil, niveles de batería, información del sistema de operación, dirección IP, entre otros.

En dicho apartado, el texto de políticas incluye el acceso a los identificadores utilizados en los productos de la empresa de Facebook asociados al mismo dispositivo o cuenta.

La consultora internacional en temas de protección de datos y exdirectora de Agencia de Protección de Datos de los Habitantes (Prodhab) de Costa Rica, Ana Karen Cortés, aclaró que la aplicación siempre ha recopilado este tipo de información.

No obstante, el aspecto novedoso de las políticas es que los datos que adquieran serán compartidos con las empresas de Facebook, como Instagram y Messenger.

Según las políticas publicadas en la página de la aplicación, WhatsApp recibe información de las otras empresas de Facebook para ayudar a operar, proporcionar, mejorar, respaldar y comercializar sus servicios y sus ofertas. Esto incluye:

1. Ayudar a mejorar la infraestructura y los sistemas de entrega.

2. Comprender cómo se utilizan sus servicios o los de las demás aplicaciones.

3. Promover seguridad, protección e integridad en los productos de la compañía de Facebook.

En el último punto, la empresa incluso señala que la información servirá para personalizar funciones y contenido, ayudar a completar transacciones o compras, entre otros. “Por ejemplo, permitiéndote conectar tu cuenta de Facebook Pay para pagar cosas en WhatsApp”, ejemplifica la app.

Para Kenneth Monge, máster en ciberseguridad, las nuevas políticas de WhatsApp no toman en cuenta la ley conocida como Ley de Protección de Datos (N° 8968) de Costa Rica, que indica que, por ejemplo, los números telefónicos son información sensible.

Por su parte, Cortés explicó que la forma en que WhatsApp impuso estas políticas a los usuarios, bajo la condición de que si no aceptan las nuevas disposiciones no podrán utilizar más el app, llama la atención sobre la necesidad de fortalecer los marcos normativos regionales y las autoridades reguladoras en la materia.

En el caso de estas nuevas políticas sobre la utilización de los datos, la única manera de rechazarlas es dejar de utilizar la aplicación, es decir, una clase de consentimiento forzado, resaltó Cortés.

Sobre el contenido de las conversaciones, según dijo un vocero de la empresa de Facebook a la agencia AFP, no será compartido con las otras redes sociales.

Monge recalcó que, en efecto, las nuevas políticas divulgadas por el conglomerado no incluyen compartir información acerca de lo que enviamos o recibimos por WhatsApp.

Reacciones a la actualización
El nuevo tratamiento al que serán sometidos los datos de los usuarios de WhatsApp generaron chispas en la opinión pública por medio de las redes sociales. Incluso, otras apps de mensajería como Signal y Telegram se convirtieron en tendencia luego del anuncio de la aplicación de Facebook, y muchos usuarios aseguran haber migrado a estas otras opciones.

En el caso de Telegram, este martes 12 de enero su fundador Pável Dúrov dijo a los medios de comunicación que se han inscrito unos 25 millones de usuarios en las últimas 72 horas.

Ante esto, Monge señaló que la decisión de utilizar otras aplicaciones para sustituir WhatsApp queda a criterio de cada usuario y sus propios conceptos de privacidad. Cada una de las aplicaciones señala políticas distintas y mantienen diferentes grados de privacidad de los datos.

Para Cortés, el cambio anunciado por WhatsApp, para el próximo 8 de febrero, debe llevar a los usuarios a una reflexión sobre los datos personales que las distintas plataformas o buscadores obtienen y qué uso les dan; la práctica no es exclusiva de Instagram.

“Es importante revisar bien las condiciones de uso, hacer consciencia sobre nuestro derecho a la privacidad y protección de datos, así como sobre el valor de nuestros datos. En este sentido, sería valioso explorar otras plataformas, que hagan un tratamiento distinto de la información, como lo son Telegram o Signal”, dijo la experta en protección de datos.

En la Unión Europea y Reino Unido las condiciones serán distintas y solo se utilizarán para desarrollar las funcionalidades ofrecidas a las cuentas profesionales WhatsApp Business, explicó la empresa a AFP.

La Nación