Telegram se posiciona como una nueva alternativa a WhatsApp, la aplicación que tendrá impactantes cambios en sus políticas de privacidad a partir del 8 de febrero.

Las polémicas alrededor de las nuevos términos y condiciones de WhatsApp reanudarán su batalla con Telegram, la otra aplicación de servicio de mensajería más utilizada. Sus diferencias radican en las funciones disponibles y la personalización.

WhatsApp, propiedad de Facebook, lanzó a sus usuarios una medida para recaudar datos privados haciendo aceptar en los nuevos términos y condiciones de la aplicación a partir del 8 de febrero. A raíz de esto, muchos especialistas aseguran que Telegram es mejor en términos de privacidad y uso por los siguientes motivos:

Personalización
WhatsApp: Hay que aceptar el diseño que viene con aplicación, ya que no permite cambiar nada. Solo se puede poner fondo de pantalla en los chats.
Telegram: Este punto es una de las grandes características de Telegram. Se puede cambiar de variedad y de colores en los chats privados y los grupos
Peso de los archivos
WhatsApp: Se pueden compartir fotos, audios y hasta archivos que pesen hasta 100 MB tanto en grupos como chats privados.
Telegram: En este caso le vuelve a ganar a WhatsApp porque permite compartir archivos de hasta 1,5 GB
Número de teléfono
WhatsApp: Para poder hablar con una persona por WhatsApp se debe tener el número de teléfono, el cual se agenda en el celular y luego aparece en la aplicación.
Telegram: Solo hay que brindar el PIN dentro de la aplicación sin la necesidad de revelar el número de teléfono. Esto hace que Telegram tenga mayor seguridad y privacidad.
Límites de personas
WhatsApp: Para quienes armen grupos multitudinarios, solo puede agregar hasta 250 personas por grupo.
Telegram: No hay límites de personas. Se pueden agregar hasta miles en un solo grupo. Esta es una de las diferencias más características entre las aplicaciones.

Canales

WhatsApp: Se puede crear un propio canal donde donde solo el administrador pueda enviar mensajes y los suscriptores leerlos. Sin embargo, el límite es de 250 personas.

Telegram: También se pueden crear canales donde el administrador envíe mensajes, con la diferencia que no hay límites de personas.

Ya son muchas las versiones que circulan en redes sociales respecto del cambio que “se viene” a partir de febrero. Sin embargo, para que los millones de usuarios que tiene WhatsApp migren hacia Telegram es necesario un cambio cultural muy fuerte y un proceso de adaptación que no tomará solo unos días.

¿Qué pasará con los gigantes de Mark Zuckerberg? ¿Finalmente los cibernautas se decidirán a revolucionar las políticas de control y privacidad que quieren implantarse?