El vuelo AR1062 despegó a las 21,10 rumbo a la capital de Rusia y llegará a esa ciudad mañana a las 13, hora de Argentina.

El avión de Aerolíneas Argentinas que traerá al país desde Rusia una nueva partida de dosis de la vacuna contra el coronavirus Sputnik V partió esta noche desde el Aeropuerto de Ezeiza hacia Moscú, y prevé regresar el jueves antes del mediodía.

Tal como ocurrió con los otros dos viajes, este vuelo a Moscú se concreta de forma directa, bajo la denominación de “ferry”, es decir, cuando la aeronave va vacía, solo con su tripulación de cabina, técnicos de mantenimiento y de carga.

La travesía está a cargo de 10 tripulantes, entre pilotos y copilotos, que se irán alternando al comando de la nave, a los que se suman despachantes, técnicos y personal de carga, para llegar a 18 personas.

Está previsto que el viaje demande entre 15 y 16 horas volando sobre Uruguay, Brasil hasta la altura de la ciudad de Recife y desde allí iniciar el cruce del Océano Atlántico e ingresar al continente europeo por España. Luego hay un sobrevuelo por Francia, Suiza, Alemania, República Checa, Polonia y Bielorrusia, y finalmente el avión entrará al espacio aéreo ruso hasta su aterrizaje en el Aeropuerto Internacional Sheremétievo.

El tiempo de carga en Moscú, partiendo de la base de las experiencias anteriores, no debería demandar más de cinco horas, por lo que el avión estaría despegando desde la capital rusa, tras completar la recepción de las vacunas y cumplir con los trámites aduaneros, antes de la medianoche de este miércoles.

Inicialmente se analizaba que el vuelo partiera el domingo pasado, pero luego se postergó por razones logísticas locales y de Moscú.