En medio del escándalo por los “vacunados VIP”, la administración nacional invierte $ 30 millones para transparentar el operativo.

En medio de la polémica por la aparición de “vacunados VIP” contra el coronavirus, el Gobierno nacional aprobó la compra de 20.000.000 carnets a cambio de más de 30 millones de pesos, con el objetivo de certificar quiénes recibieron la dosis del fármaco contra el Covid-19.

La decisión la adoptó la ministra de Salud, Carla Vizzotti, por resolución número 7 de esa cartera, publicada en el Boletín Oficial y tiene el objetivo puesto en la certificación de la vacunación contra el coronavirus y “la disminución de errores programáticos”, en el marco de la campaña que se desarrolla en todo el país.

“Apruébase la contratación por emergencia Covid-19 Nº 10/2020, en el marco de la estrategia de vacunación destinada a generar inmunidad adquirida contra el coronavirus, para la adquisición de carnets destinados a certificar la vacunación y que se ha completado el esquema adecuado, colaborando en la disminución de errores programáticos y facilitando el registro de las personas vacunadas”, indica el artículo primero de la decisión ministerial.

La resolución especifica que deberá ser afectada a esa adquisición la suma de $30.940.000, que ganaron dos empresas, Javier Hernán Pérez Romero y Grafica Latina S.A. La primera de ellas recibió un monto de $3.040.000 a cambio de 2 millones de carnets, mientras que la segunda, $27.900.000 por las 18 millones unidades restantes del producto en cuestión.

En los considerandos, se fundamenta la compra en el “objeto de implementar la estrategia de vacunación destinada a generar inmunidad adquirida contra la Covid-19 y contar con un documento personal e intransferible”.

De esa forma, se señala, el documento permitirá “certificar la vacunación y que verifique que se ha completado el esquema adecuado, colaborando en la disminución de errores programáticos y facilitando el registro”.