El distrito bonaerense de Castelli vive su peor momento epidemiológico desde el comienzo de la pandemia pero sin embargo, esta semana un gesto resultó alentador para la administración de Francisco Echarren. El frigorífico local Superbeef realizó una generosa donación que será destinada a seguir equipando el Hospital Municipal en la lucha contra el Coronavirus.

Los empresarios Víctor Irigoyen y Javier Horacio Serraino se comprometieron a aportar más de medio millón de pesos al mes para fortalecer el sistema sanitario de esta localidad. Cabe recordar, que Castelli retrocedió a Fase 2 esta semana y debió solicitar la suspensión de clases presenciales debido al gran aumento de casos.

El intendente Echarren calificó esto como un “ejemplo” y dijo “quiero agradecer profundamente a los dueños del Frigorífico Superbeef por apostar a Castelli y tener tanta generosidad con nuestro pueblo”.

“Con este dinero vamos a seguir equipando el hospital para cuidar a la gente de nuestra ciudad. Cuidar la salud es lo fundamental” explicó Echarren.

El Jefe Comunal destacó la “responsabilidad y solidaridad empresaria” que mostraron Irigoyen y Serraino ante la feroz segunda ola de la pandemia. “El sector privado poniendo el hombro y trabajando codo a codo con el estado, así es como salimos adelante de los peores momentos” resaltó el mandatario.

Anuncio