La ministra junto a la asesora presidencial, Cecilia Nicolini, plantearon alternativas ante la demora en la llegada de vacunas.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, junto a la asesora presidencial Cecilia Nicolini, mantuvieron este lunes una reunión con el embajador británico, Mark Kent, con el objetivo de proponerle producir en Argentina la vacuna completa de Oxford y AstraZeneca.

Luego de la demora en la entrega acordada con la farmacéutica, Vizzotti organizó una reunión para pedir explicaciones pero también para plantear que la Universidad de Oxford autorice que todo el proceso de fabricación se haga en el país con un actor privado que haga el envasado, que por ahora realiza México.

Si bien la Universidad ya había planteado su rechazo ante este propuesta, su tono se volvió más flexible después de que la empresa no cumpliera con los contratos acordados.

En primer lugar tanto Vizzotti como Nicolini habían hablado con el embajador de posibles soluciones para destrabar el conflicto por las demoras en las vacunas del sistema Covax, que fue creado por las Naciones Unidas para que los países más vulnerables puedan también acceder a las vacunas.

Vizzotti también inició el diálogo con China e Israel
Vizzotti y Nicolini también mantuvieron dos encuentros virtuales con autoridades y empresarios de China e Israel para dar inicio formal a las conversaciones sobre la posible participación argentina en la fase de investigación y en la cadena de producción de la vacuna contra el coronavirus.

El primer encuentro reunió de manera virtual a las funcionarias con el embajador chino en Argentina, Zou Xiaoli; su par argentino en China, Sabino Vaca Narvaja; directivos de Sinopharm, en China y Argentina, y a representantes de Sinergium Biotech.

Respecto de este encuentro, Vizzotti destacó “la buena voluntad” de ambos gobiernos y de los socios del sector privado, y puso en valor la “relevancia estratégica” que tiene para nuestro país “la posibilidad de colaborar y ser parte de la investigación y la cadena de producción de vacunas que se utilicen en Argentina y en Latinoamérica en el mediano y largo plazo”.

La ministra también destacó la “prioridad del Presidente en este proyecto” y el inicio de un cronograma de trabajo conjunto que incluirá el intercambio de información, los procesos de adecuación de insumos y equipos, y el control de calidad.

Ambas funcionarias también tuvieron contacto con el embajador argentino en Israel, Sergio Urribarri, y con el equipo de Hadassah Internacional (desde Jerusalén), liderado por el argentino Jorge Diner, “para dar inicio al trabajo de cooperación e intercambio de experiencias en prevención y lucha contra el coronavirus, investigación y desarrollo de vacunas y fármacos, gestión epidemiológica, asistencia de pacientes y campaña de vacunación”, informaron a través de un comunicado.

Anuncio