Lo decidió el Gobierno ante el continuo incremento del producto. El consumo per cápita de carne vacuna cayó un 3,5% en el primer trimestre del año.

Con el objetivo de controlar los precios que en lo que va del año parecen no encontrar techo, el Gobierno nacional decidió este lunes cerrar las exportaciones de carne vacuna por un lapso de 30 días, según les informó a los frigoríficos exportadores.

La novedad fue transmitida por el presidente, Alberto Fernández, al sector empresario, quien desde hace días tenía presente que eso podía suceder. Además, el domingo por la noche el propio Fernández dio indicios que podía tomar una serie de medidas fuertes para controlar la suba de precios.

En la primera entrevista que dio después de su gira por Europa, habló de la preocupación que le generaba la creciente inflación y dijo que no se iba a quedar “de brazos cruzados”. “Vengo muy decidido a ocuparme del tema precios y poner las cosas en orden”, dijo, y adelantó que esta semana iba a “tomar decisiones” para frenar los incrementos de precios, los que calificó como “inexplicables”.

Desde el Ejecutivo indicaron que ya le comunicaron la medida al Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC) y que regirá hasta que el mercado interno se ordene. Hay que recordar que desde dicho sector, se había acordado con el Gobierno desde el pasado miércoles extender el acuerdo hasta el 31 de diciembre del corriente año, para ofrecer once cortes de carne vacuna a precios más bajos que el promedio del mercado, en 3.000 bocas de expendio de todo el país.

Los once cortes de mayor demanda están disponibles y hasta el 31 de diciembre en las grandes cadenas de supermercados de todo el país como Coto, Jumbo, Vea, Disco, Carrefour, Walmart, Día%, La Anónima, Libertad y carnicerías Friar.

Cabe recordar que días atrás, el Gobierno había establecido nuevas exigencias a los operadores del comercio exterior de carne, granos y lácteos, que deben estar inscriptos en el Registro de Operadores de la Cadena Agroalimentaria (RUCA) que depende del Ministerio de Agricultura.

Esto revivió cierta polémica con el sector ya que estableció que “las exportaciones de los productos cárnicos y sus subproductos, estarán sujetas a la registración previa de una Declaración Jurada de Operaciones de Exportación de Carne (DJEC)”.

El titular de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccara), Miguel Schiariti, sostuvo este fin de semana que el precio de la carne “no es responsabilidad de los empresarios”, sino de la emisión monetaria y el aumento de combustibles.

Según reportes privados, la carne subió en torno al 70% promedio en el último año, mientras que el consumo per cápita de carne vacuna cayó un 3,5% en el primer trimestre de 2021 y se ubica en el mínimo de las últimas décadas.

Anuncio